Nuestra Señora de Lourdes

Con motivo de la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, el 11 de febrero, compartimos la historia de su devoción y los puntos de reflexión sobre sus apariciones. Acceda AQUÍ. 

Jesús llama a sus primeros discípulos

El P. Adolfo Franco, jesuita, nos comparte su reflexión sobre el evangelio del Domingo V del TO: En una pesca milagrosa, Jesús "pesca" a sus primeros discípulos. Escuche el audio o descárguelo en formato MP3. Acceda AQUÍ.

Introducción a la Ideología de Género 2 - "Gender" y Relación Hombre-Mujer

Presentamos la segunda entrega de la serie "Introducción a la Ideología de Género", tomado del Cuaderno Humanitas N°35 y publicado con su debida autorización. En esta oportunidad presentamos el artículo del P. Piersandro Vanzan, sacerdote jesuita y redactor de la revista jesuita La Civilta Cattolica, en este artículo presenta la posición de la Iglesia sobre este tema y los influjos de esta ideología a nivel internacional. Acceda AQUÍ.

Los escritos de San Pablo: Su Teología - Las relaciones con el Padre, con Jesucristo y el Espíritu

El P. Ignacio Garro, jesuita, nos comparte la continuación del tema "La respuesta del hombre a la iniciativa de Dios", en esta oportunidad nos explicará sobre las relaciones con cada una de las Personas de la Santísima Trinidad, y empieza en esta entrega con "las relaciones con el Padre". Acceda AQUÍ.

Libro de los Proverbios

El P. Fernando Martínez, jesuita, continúa compartiendo su estudio sobre los libros de sabiduría, en esta oportunidad nos presenta el libro de los Proverbios junto con una Guía para su lectura. Acceda AQUÍ.

Ofrecimiento Diario - Orando con el Papa Francisco en el mes de FEBRERO 2019

El Papa Francisco para este mes de enero, pide al Apostolado de la Oración y a todos los fieles a orar por las víctimas de la trata de personas, la prostitución forzada y de la violencia, acompañamos la intención con el vídeo del Papa, la oración por las víctimas y las propuestas para este mes que nos recomienda Click to Pray. Como todos los meses incluimos un enlace a la reflexión del P. José Enrique Rodríguez jesuita, de la intención del Papa, y el afiche descargable para difundir esta intención. Acceda AQUÍ.

Intención del Papa Francisco para el mes de Febrero: Por las víctimas de la trata de personas, prostitución forzada y violencia

El P. José Enrique Rodríguez, jesuita, nos comparte su reflexión sobre la intención del Papa Francisco por los desafíos de la humanidad, correspondientes al mes de febrero 2019, orientada a orar por las víctimas de la trata de persona, de la prostitución forzada y de la violencia. Acceda AQUÍ.

Jesús llama a sus primeros discípulos



P. Adolfo Franco, S.J.

DOMINGO V del Tiempo Ordinario.

Lucas, 5, 1-11

"Estaba él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.» Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu palabra, echaré las redes.» Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: «Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador.» Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.» Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron." 
Palabra del Señor.


En una pesca milagrosa, Jesús "pesca" a sus primeros discípulos.

En esta narración del milagro de la pesca milagrosa, el evangelista San Lucas quiere destacar la vocación de los primeros apóstoles, como fruto del milagro. La intención de San Lucas va más, a señalar la vocación y el seguimiento a Jesús, que el hecho milagroso en sí. Una cosa que conviene destacar de manera especial y en la que es importante profundizar, porque nosotros tendemos más a fijarnos en lo prodigioso, que en su significado y sus consecuencias; que es, como si uno se fijase en un libro más en la encuadernación, que en lo que tiene escrito dentro.

Así que, Jesús hace el milagro para que los apóstoles crezcan en la convicción de seguirle, seguirle como Maestro. Y para llegar a este seguimiento incondicional, Jesús hará el milagro de la pesca milagrosa. Lucas estructura el milagro con una progresión de pasos: forma una especie de escalera ascendente, para que al llegar arriba quedemos deslumbrados por el mensaje, el llamamiento; todo va preparado con cuidado y gradualmente.

El primer peldaño de este milagro es una noche infructuosa de pesca: "nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada". La experiencia de impotencia, de una carencia y de una indigencia total, con frecuencia es una preparación para un llamamiento. Así, está uno preparado para percibir el milagro como una acción de Dios. Y, muchas veces, todos hemos experimentado esta total impotencia en algunas situaciones, momentos llenos de problemas, situaciones hostiles, que no podemos dominar. Y cuando tenemos esta experiencia de nuestra impotencia, y de la necesidad absoluta que tenemos de Dios, entonces es cuando mejor preparados estamos para recibir sus dones.

El segundo peldaño es el mandato de Jesús, y la obediencia de los apóstoles a ese mandato: "por tu palabra, echaré las redes". Hay que notar, que este mandato de Jesús no parecía muy lógico: unos pescadores, ¿cómo iban a recibir un consejo de alguien que no entendía de pesca?. Además, se han pasado la noche, (el mejor tiempo para pescar), sin éxito, y ahora Alguien les dice que tienen que echar las redes cuando es de día, (momento menos apropiado). Pero es verdad, que cuando la situación se nos escapa de las manos, después de muchos intentos infructuosos, es cuando estamos dispuestos a escuchar y hacer la voluntad de Dios. Es imprescindible ser dóciles, aunque esta docilidad venga como resultado de nuestra derrota o de nuestro fracaso. En cuántos milagros de Jesús, el destinatario tiene que sufrir primero su total impotencia ante la situación. Para que quede claro que el poder es de Dios.

El tercer peldaño, es que ocurre algo inesperado y desmesurado: "hicieron una redada de peces tan grande, que reventaba la red". La abundancia enorme sustituye ahora a la indigencia anterior; y es tan grande o mayor la abundancia, de lo que fue la indigencia. Lo cual produce en el beneficiario una sorpresa, un asombro, un gran sentido de indignidad, a través de la cual se descubre la nueva realidad: la fe. Esta fe es el cuarto peldaño de esta ascensión. Y cuando se da este cuarto paso, ya la persona está preparada para la transformación.

Esta transformación es la meta del Señor en este signo: el llamamiento de los apóstoles es una transformación: de pescadores, en pescadores de hombres. Su oficio es tocado por el Señor y convertido en oficio del Reino. Es también una constante en toda la predicación de Jesús, la transformación de las realidades humanas: la transformación del pan, del agua, de la levadura, de la siembra. Por la acción de Jesús las realidades de este mundo quedan transformadas en mensaje.

Los apóstoles lo dejan todo para seguir a Jesús. Ya los peces, que era la intención inicial de los pescadores, han quedado atrás. Lo dejan todo, porque su corazón se ha llenado de nuevos deseos y de nuevos intereses.



...

Agradecemos al P. Adolfo Franco, S.J. por su colaboración.
Para acceder a otras reflexiones del P. Adolfo acceda AQUÍ.

Ofrecimiento Diario - Orando con el Papa Francisco en el mes de FEBRERO 2019



APOSTOLADO DE LA ORACIÓN

INTENCIONES PARA EL MES DE FEBRERO



OFRECIMIENTO DIARIO

Dios, Padre nuestro, yo te ofrezco toda mi jornada: 
mis oraciones, pensamientos, afectos y deseos, palabras, obras, alegrías y sufrimientos en unión con el Corazón de tu Hijo Jesucristo que sigue ofreciéndose a Ti en la Eucaristía para la salvación del mundo.
El Espíritu Santo, que condujo a Jesús, me guíe y sea mi fuerza en este día para que pueda ser testigo de tu amor.
Con María, la Madre del Señor y de la Iglesia, pido especialmente por la intención del Papa para este mes:



Universal:

«Recemos por la acogida generosa de las víctimas de la trata de personas, de la prostitución forzada y de la violencia . »





VÍDEO DEL PAPA
INTENCIONES DEL MES



ORACIÓN

Dios, nuestro Padre,
muchas veces nos sentimos impotentes ante el mal, cuando el poder de este mundo sobrepasa nuestras posibilidades.
Ayúdanos a no dejarnos vencer por el desánimo, sino a ser abiertos a tu Espíritu, creativos en lo que está a nuestro alcance.
Que nunca dejemos de mirar el rostro de nuestros hermanos y hermanas que sufren y siempre nos sintamos responsables de ellos.
Que nuestra oración y nuestra acción concreta sean señal de tu cercanía y de tu amor.
Padre Nuestro…



PROPUESTA PARA EL MES

Ponte al servicio de instituciones que se dediquen a rescatar a personas en situaciones de tráfico humano y ayúdalas económicamente o a través del servicio voluntario.
Decide, en familia o en comunidad, algunas iniciativas para ayudar a una persona concreta que viva estas situaciones.
Organiza, en tu comunidad parroquial, u otros grupos, un momento de oración por las víctimas de tráfico humano, en el que entre todos compartan información sobre este tema.

Fuente: ClickToPray





PARA REFLEXIONAR SOBRE LA INTENCIÓN DEL PAPA PARA EL MES DE FEBRERO

LA TRATA DE PERSONAS

P. José Enrique Rodríguez S.J.

Acceda AQUÍ





RECURSOS EN LA RED

A. Cada Primer Viernes en Youtube, se pude buscar "El Video del Papa".

B. "Click To Pray" es una aplicación para teléfonos inteligentes (iOS y Android) en donde puedes unirte cada día a la red Mundial de Oración del Papa. Descarga ClickToPray[App Store] [Google Play]

C. Para comunicarnos:
apostolado.oración.peru@gmail.com



Descargue el Afiche Orando con el Papa Francisco en el mes de FEBRERO 2019

Si desea contribuir con la difusión de las Intenciones del Papa Francisco para los desafíos de la humanidad, puede descargar el afiche para el mes de Febrero (PDF A3):




Intención del Papa Francisco para el mes de Febrero: Por las víctimas de la trata de personas, prostitución forzada y violencia




TRATA DE PERSONAS

P. José Enrique Rodríguez, jesuita.
Párroco de San Pedro, Santuario Arquidiocesano del Sagrado Corazón de Jesús
Lima - Perú.

Universal

«Por la acogida generosa de las víctimas de la trata de personas, de la prostitución forzada y de la violencia.»


“Es la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.
(Definición del “Protocolo de Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños”)

Pasamos por alto pensar en las personas adultas, niñas, niños y adolescentes que caen en las redes de la prostitución o del negocio pornográfico, la explotación laboral, la mendicidad, las adopciones irregulares o la venta de seres humanos. Existen el mercado matrimonial, los sistemas de oferta laboral barata (en empleo doméstico, fábricas o pequeños negocios), el tráfico de drogas.

En nuestra selva del Perú habría entre 20,000 y 45,000 esclavos (BBC de Londres). 1 de cada 3 niños, niñas y adolescentes peruanos entre 16 y 17 años trabajan, y no se sabe cuántos han sido captados por traficantes. Aproximadamente cien mil niñas, niños y adolescentes son empleados del hogar sujetos a caprichos y explotación (con supuestas justificaciones sin valor alguno). Más de 50,000 menores trabajan en la explotación artesanal del oro en Puno, Madre de Dios y Arequipa. La explotación doméstica y sexual que tiene como punto de llegada Chile señala a Arequipa como zona de reclutamiento. Se ha identificado rutas de trata de personas en el norte, centro y sur del Perú. El abuso de los y las migrantes procedentes de Venezuela ha hecho saltar todas las alarmas en el tema de la trata de personas. El Plan Nacional contra la trata de personas 2017-2021 ha quedado insuficiente y las perspectivas de priorización son lejanas.

Es cierto que el problema desborda las individualidades y buena voluntad personal. Pero también es cierto que callar es ser cómplice. El solo hecho de tomar conciencia de estas duras realidades y enfrentarlas desde la perspectiva de las Bienaventuranzas nos sensibiliza y acerca al corazón de la humanidad. ¿Con qué cara podemos orar el Padre nuestro? ¿Nuestro Padre lo es también de las víctimas? ¿Hemos pensado en orar por los victimarios?

“La trata de personas es una herida abierta en el cuerpo de la sociedad contemporánea, una llaga en el cuerpo de Cristo. Es un crimen contra la humanidad”, ha dicho el Papa Francisco. Hagamos nuestras sus palabras.


...

Agradecemos al P. José Enrique Rodríguez jesuita, por su colaboración.

Introducción a la Ideología de Género 2 - "Gender" y Relación Hombre-Mujer




Publicación realizada en el Cuaderno HUMANITAS N°35 - Abril 2017 
Introducción a la Ideología de Género 
Es una publicación de HUMANITAS Revista de Antropología y Cultura Cristianas
www.humanitas.cl
Se realiza la publicación con la debida autorización.

P. Piersandro Vanzan, jesuita.*


El 22 de diciembre de 2012, en la audiencia para la Curia Romana, con ocasión del intercambio de felicitaciones por la Navidad, Benedicto XVI intervino también sobre el problema del gender (género) para aclarar una vez más la posición de la Iglesia sobre este tema tan delicado. Al respecto afirmó: "Dado que la fe en el Creador es parte esencial del Credo cristiano, la Iglesia no puede y no debe limitarse a transmitir a sus fieles sólo el mensaje de la salvación (...). También debe proteger al hombre contra la destrucción de sí mismo. Es necesario que haya algo como una ecología del hombre, entendida correctamente. Cuando la Iglesia habla de la naturaleza del ser humano como hombre y mujer, y pide que se respete este orden de la creación, no trata de una metafísica superada". Sin embargo, a menudo, "lo que con frecuencia se expresa y entiende con el término «gender», se reduce en definitiva a la auto-emancipación del hombre de la creación y del Creador. El hombre quiere hacerse por sí solo y disponer siempre y exclusivamente por sí solo de lo que le atañe. Pero de este modo vive contra la verdad, vive contra el Espíritu creador. (...) Grandes teólogos de la Escolástica calificaron el matrimonio, es decir, la unión de un hombre y una mujer para toda la vida, como sacramento de la creación, que el Creador mismo instituyó y que Cristo, sin modificar el mensaje de la creación, acogió después en la historia de la salvación como sacramento de la nueva alianza". Y concluyó: "El testimonio en favor del Espíritu creador presente en la naturaleza en su conjunto y de modo especial en la naturaleza del hombre, creado a imagen de Dios, forma parte del anuncio que la Iglesia debe transmitir"(1). A la luz de semejantes preocupaciones, veamos ante todo qué es la teoría del gender, qué consecuencias están derivando de la misma dentro de la legislación internacional y por último cómo puede superarse mediante una visión de la relación hombre-mujer basada en una correcta reciprocidad.


Influjos del "gender" a nivel internacional

Con fecha 18 de diciembre de 2008, la delegación de la Santa Sede, llamada a expresarse durante la 63a sesión de la Asamblea General de la ONU sobre la Declaración sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, promovida por la presidencia francesa de la UE, tras haber declarado apreciar los esfuerzos por condenar toda forma de violencia hacia personas homosexuales, así como por impulsar a los Estados a tomar las medidas necesarias para eliminar las penas aplicadas a ellas, precisó que el documento francés "no es un documento destinado in primis a la despenalización de la homosexualidad en los países donde todavía es perseguida, como se dice en los medios de difusión masiva, simplificando", sino más bien "promueve una ideología de la identidad de género y la orientación sexual". Por esos motivos, aun cuando "la Declaración condena justamente todas las formas de violencia contra las personas homosexuales y afirma la obligación de protegerlas", la Santa Sede no la ha apoyado y ha precisado que la Declaración francesa, "aun cuando desea salvaguardar algunos derechos importantes, pone en riesgo el ejercicio de otros derechos humanos", como la libertad de expresión, de pensamiento, de conciencia y de religión. Si la Declaración presentada por Francia hubiese apuntado simplemente a despenalizar la homosexualidad, la Santa Sede no la habría criticado, por cuanto "la Iglesia Católica, basándose en una sana laicidad del Estado, considera que los actos sexuales libres entre personas adultas no deben tratarse como delitos que deba castigar la Autoridad civil". El problema -señala L'Osservatore Romano del 20 de diciembre de 2008- reside en cambio "en la promoción de la ideología de la identidad de género y la orientación sexual", categorías hasta ahora no bien definidas en el derecho internacional.

"Se trata -observa el artículo- de conceptos polémicos a nivel internacional, y no sólo para la Iglesia, en cuanto implican la idea de que la identidad sexual se defina únicamente por la cultura, por lo cual es susceptible de ser transformada a gusto, dependiendo del deseo individual o de las influencias históricas y sociales". De este modo, "se percibe solamente como un límite, así como fuente de significado, y se fomenta la falsa convicción de que la identidad sexual es producto de opciones individuales, indiscutibles y sobre todo merecedoras de reconocimiento público en cualquier circunstancia. Se promueve, por consiguiente, una idea equivocada de paridad, que procura definir a hombres y mujeres a partir de una idea abstracta del individuo". Además, en la tentativa de introducir las citadas categorías discriminatorias, la Santa Sede visualiza una maniobra para "obtener la equiparación de las uniones del mismo sexo con el matrimonio, y para las parejas homosexuales la posibilidad de adoptar o "procrear" niños" (2). Una cantidad de países casi igual a la que ha apoyado la intervención francesa se ha asociado a un Statement (declaración) en sentido contrario. En los últimos años ha sido grande la responsabilidad de la ONU y sobre todo de la UE en la difusión de la ideología del gender, que, al desarrollarse en las dos Conferencias de la ONU, en El Cairo (1994) y Beijing (1995), ha contaminado progresivamente diversos documentos sucesivos.

En el ámbito de la Conferencia sobre la Población (El Cairo, 1994), mientras se hablaba de los derechos sexuales y reproductivos como derechos fundamentales de las mujeres, el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW) consideraba "oportuno renegociar los límites entre lo natural -y su relativa inflexibilidad- y lo social y su relativa modificabilidad". El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) hizo circular una Propuesta de "declaración universal de los derechos humanos según la perspectiva del género" (3), que postulaba el reconocimiento de los derechos de homosexuales, bisexuales, transexuales y hermafroditas; el derecho tanto a una educación sexual como al libre uso y orientación de la sexualidad; el derecho a la contracepción, al aborto y a la esterilización; el derecho a la unión con individuos del mismo sexo y el opuesto. La Santa Sede rechazó ambas propuestas, pero fueron retomadas en la Cuarta Conferencia sobre la Mujer de la ONU (4). En esas sedes, de hecho, la teoría del gender -adoptada por el feminismo radical estadounidense, que consideraba la identidad sexual mero producto cultural- se visualizaba como la posibilidad de "rescatar un destino femenino desde siempre vinculado con la anatomía" (5).

Esta teoría tampoco se limitaba a proponer un nuevo tipo de clasificación de los seres humanos, sino procuraba dar vida "a una agenda política para el futuro", vinculada "con las mutaciones en la estructura de la parentela, con los debates sobre el matrimonio gay, con las condiciones para la adopción y con el acceso a la tecnología reproductiva" (6). Con ocasión de la Conferencia de Beijing, Juan Pablo II escribió un famosa "Carta a las mujeres", en cuyo texto -recordando la feliz expresión "genio de la mujer" (Mulieris dignitatem, n. 30 s) (7) - reafirmaba que "feminidad y masculinidad son entre sí complementarias no sólo desde el punto de vista físico y psíquico, sino ontológico. Sólo gracias a la dualidad de lo "masculino" y de lo "femenino", lo humano se realiza plenamente". Esta carta, junto con aquella dirigida en el año 2004 a los obispos ("Sobre la colaboración del hombre y la mujer en la Iglesia y el mundo") por el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, considera posible un diálogo con el neofeminismo "de la igualdad diferenciada", pero toma distancia del feminismo radical o emancipacionista, sostenedor del gender. En particular, en dicha carta se visualiza la diferencia sexual "como realidad inscrita profundamente en el hombre y la mujer: la sexualidad caracteriza al hombre y a la mujer no sólo en el plano físico, sino también en el psicológico y espiritual, con su consiguiente impronta en todas sus manifestaciones. Ésta no puede ser reducida a un puro e insignificante dato biológico, sino que es un elemento básico de la personalidad; un modo propio de ser, de manifestarse, de comunicarse con los otros, de sentir, expresar y vivir el amor humano" (8).

Por el contrario, la perspectiva del gender -como afirma un documento del INSTRAW- "distingue entre lo que es natural y biológico y lo que es construido social y culturalmente, y quiere renegociar los límites entre lo natural y su inflexibilidad, y lo social". Esto implica el rechazo de la idea de que la identidad sexual está inscrita en la naturaleza, en los cromosomas, y la afirmación de que "cada uno se construye el propio "género", fluctuando libremente entre lo masculino y lo femenino, transitando por todas las posibilidades intermedias" (9). De hecho, la teoría del gender desarrolla las siguientes presuposiciones: la diferencia sexual no es única -la de macho y hembra- sino múltiple, vinculada con las diversas orientaciones sexuales, de raza y cultura, así como la condición social, "hasta despojar totalmente de significado la dualidad macho/ hembra, produciendo una separación cada vez más neta entre la diferencia sexual biológica y la construcción de la identidad social y psicológica" (10). En realidad, la teoría del gender apunta esencialmente al pleno reconocimiento de la sexualidad homosexual y representa el primer paso hacia la separación de la identidad sexual de la realidad biológica, de tal manera que el gender encuentra su desarrollo lógico en la perspectiva de la identidad sexual como opción móvil y revocable, incluso varias veces en el curso de la vida de la misma persona. Esto se propone como un movimiento que, poniendo en tela de juicio las identidades consideradas normativas, niega la diferencia biológica entre los sexos y aspira a igualarlos.

Así, cada reunión de las Naciones Unidas sobre temas de la mujer, la procreación y la sexualidad se ha convertido en sede de ásperos debates sobre problemas que pueden parecer a los profanos simples modificaciones terminológicas, pero que si se aceptan abrirían grietas profundas en la fatigosa construcción de un marco ético compartido. "La batalla de las palabras se articula en algunas modalidades de intervención reconocibles. Basta señalar el hecho de que la transformación opera en varias direcciones, de las cuales la más rotunda y significativa es la que tiende a eliminar toda palabra sexuada, es decir, con referencia a la distinción entre masculino y femenino. El vocabulario adoptado debe ser gender neutral, de manera que no debe contener ni siquiera implícitamente la temida diferencia sexual". En esta perspectiva, se abandonan los términos "padre" y "madre" en favor de "proyecto parental" o "paternidad". "Mejor la definición 'derechos reproductivos", en que (...) el sustantivo 'derecho' debería rescatar el desagradable carácter chato del adjetivo "reproductivo", aplastado por el biologismo, adjetivo que recuerda la reproducción de lo idéntico, por consiguiente de la especie y no del individuo, el cual felizmente permanece (aún) dotado de su frágil carácter irrepetible" (11).


Del feminismo radical al neofeminismo

La teoría del gender tiene su origen en el feminismo estadounidense en torno al año 1970. Al comienzo se caracterizó por las tendencias "emancipadoras", que reivindicaban la aplicación de un paradigma igualitario en todos los sectores sociales, para así resolver el problema de la subordinación femenina. Posteriormente aparecieron las afirmaciones "diferencialistas", reivindicando para lo femenino características ético-morales distintas, sino superiores a las masculinas, para así contrastar la hegemonía del sexo fuerte. En los años 50, se imponía la posición "constructivista", considerándose que lo femenino no correspondía con características ontológicas, sino con lógicas histórico-sociales tanto de subordinación como de producción de la identidad sexual y de género. Esta nueva visión tenía relación con Simone de Beauvoir, que en El segundo sexo afirmaba: la mujer, constreñida en su rol por la sociedad patriarcal, "ha sido y sigue siendo cómplice del hombre en cuanto a la 'condición' de inferioridad en la cual la situó el hombre, volviéndola su 'Otro constitutivo'" (12), es decir, funcional en el sistema machista. No obstante aquello, la mujer tiene una predisposición a la libertad radical y universal, común a todo ser humano, de tal manera que no podrá existir una dedicación femenina al otro sino como fruto consciente de una opción y de una autodeterminación radical. Para decirlo con sus ya famosas palabras: "Mujer no se nace, se llega a serlo. Ningún destino biológico, psíquico, económico, define el aspecto que reviste la mujer dentro de la sociedad en relación con el hombre" (13).

A comienzos de los años 70, el legado de Simone de Beauvoir fue recogido por el feminismo radical estadounidense -sobre todo de matriz lesbiana-, con una tentativa de emancipar la sexualidad de los roles en que la sociedad patriarcal la había situado y rescatarla en conformidad con estas palabras de Adrienne Rich, partidaria de la politics location (política del situarse): "Somos las mismas en nuestra corporeidad femenina, pero el cuerpo no es pura naturaleza (sex), sino especialmente cultura, es decir, punto de intersección entre lo biológico, lo social, lo simbólico (gender)" (14). Así, la teoría del gender nació de manera funcional con ese movimiento: si no hay diferencia sexual, si no existen diferencias entre los seres humanos y todos son iguales, no hay motivos para negar a las mujeres la emancipación. "Fue como si, en vez de pedir iguales derechos en la diversidad, se quisiese negar la diversidad para establecer la igualdad de derechos. Después de las mujeres, por cierto, vinieron los homosexuales, que tenían el problema de liberarse de una identidad desvalorizada.

Y lo lograron mediante el "gender" (15). Con todo, una medida determinante de las teorías feministas contemporáneas consistió en asignar el tema, mediante la centralidad de la sexualidad -asumida tanto en forma binaria como múltiple-, a una exterioridad/alteridad que lo constituye y de la cual depende (16). Esta perspectiva tiene gran diversidad de resultados, pero pueden sintetizarse en dos: aquel que incluye la ética de la diferencia sexual, de Luce Irigaray (17), que considera la relación con la alteridad dual, encontrando en lo materno un lugar de fecunda significación simbólica, y aquel basado en la crítica al binarismo sexual y la deconstrucción del paradigma heterosexual, sostenido por Judith Butler , que plantea la relación con la alteridad en una dimensión suprapersonal: no solo histórica y socialmente determinada, sino también radicada en la pulsionalidad y en el inconsciente.

En cuanto a la primera opinión, advertimos que paradojalmente -aun cuando esta interpretación se asume a menudo como justificación teórica de la subordinación de la mujer al hombre- ésta proporciona una definición en términos negativos, por cuanto es preciso afirmar sobre el hombre que lo proprium es no poder dar la vida convirtiéndose en madre. Observamos también que "al ponerse el acento únicamente en la base biológica, se pasan por alto las diferencias individuales y socioculturales, llegándose a una visión que, a pesar del carácter concreto del punto de partida biológico, no da cuenta en definitiva de la complejidad de la existencia femenina y masculina". En el segundo enfoque, por otra parte, aparece la distinción, que muy a menudo es radical contraposición, entre el sexo como dato biológico y el género "entendido como el modo propiamente humano, culturalmente condicionado, de la diferencia. Esta última se considera como una construcción histórica y sociocultural, con diversas acentuaciones que subrayan en repetidas ocasiones el rol predominante de los factores socioeconómicos o de las actividades simbólicas con las cuales la masculinidad y la feminidad son codificadas y por consiguiente interiorizadas por los sujetos". De dicha perspectiva, asumida como premisa teórica, surge la voluntad de actuar para deconstruir todos los condicionamientos, y dada la afirmada irrelevancia del sexo biológico, se plantea la posibilidad de que "cada uno esté en condiciones de elegir la identidad sexual sobre la base de la propia orientación vinculada de alguna manera" (19).

Un tercer camino, en relación con los dos anteriores, proviene del pensamiento de la igualdad diferenciada o neofeminista, que adoptando posiciones con respecto a toda la historia del pensamiento occidental, percibe la diferencia entre el hombre y la mujer en su radicarse en la sexualidad originaria del cuerpo, a partir de la cual se constituye la diferente pertenencia de género y por consiguiente la identidad masculina y femenina. Precisamente considerar la diferencia impone una visión unitaria e integral del ser humano, en la cual la corporeidad y la esfera cultural, más bien que excluirse, resultan ser dimensiones que se atraen indisolublemente, ya que sólo de su compenetración proviene la peculiaridad humana y resulta posible hablar de hombre y mujer, y no únicamente de macho y hembra. De este modo es posible advertir las instancias positivas del pensamiento de la diferencia, que destaca al mismo tiempo la originalidad y la relevancia cultural del diferir del hombre y de la mujer, evitando sin embargo el peligro de una absolutización que no permita reconocer la idéntica humanidad de los dos sujetos. El carácter inseparable en el ser humano de materia y espíritu, que sólo en su intrínseca unidad constituyen el sujeto, ya sea hombre o mujer, permite ciertamente advertir que "la naturaleza humana, precisamente en aquello que la distingue de cualquiera otra, se encuentra ya penetrada por la diferencia en su profundidad ontológica" (20), de tal manera que el hombre y la mujer son partícipes de idéntica humanidad, mientras, por otra parte, "ninguno puede agotar en sí mismo la totalidad del hombre" (21). Por este motivo, intrínsecamente limitados, el hombre y la mujer son conducidos a la apertura y buscan en la relacionalidad, no sólo biológica, el encuentro y esa "recíproca complementariedad asimétrica" que contiene en sí misma tanto el sentido de la común pertenencia como la irreductibilidad del otro (22).


Fundamentos bíblicos para una correcta reciprocidad

Una nueva piedra angular para la base antropológica de la igualdad diferenciada fue colocada por Juan Pablo II mediante los dos textos fundamentales citados: Mulieris dignitatem (23) y la "Carta a las mujeres". En ambos, el tema de la "reciprocidad" entre hombre y mujer es predominante, y es también lo que conduce a una revisión antropológica definitiva. En la Carta a las mujeres, en particular, Juan Pablo II escribe: "En su reciprocidad esponsal y fecunda, en su común tarea de dominar y someter la tierra, la mujer y el hombre no reflejan una igualdad estática y uniforme, y ni siquiera una diferencia abismal e inexorablemente conflictiva: su relación más natural, de acuerdo con el designio de Dios, es la unidad de los dos, o sea una 'unidualidad' relacional, que permite a cada uno sentir la relación interpersonal y recíproca como un don enriquecedor y responsabilizante. A esta unidad de los dos confía Dios no sólo la obra de la procreación y la vida de la familia, sino la construcción misma de la historia" (24). Unidualidad -término retomado por Juan Pablo II de Mulieris dignitatem- expresa el sentido de la reciprocidad sobre la base del versículo bíblico: "Creó, pues, Dios, al ser humano a imagen suya (...) macho y hembra los creó" (Gn 1, 27). A eso debe referirse un "cristianismo del principio", que desee pensar.

...

*Sacerdote jesuita. Redactor de La Civilta Cattolica. El presente texto fue publicado originalmente en el número 3810 de La Civilta Cattolica.

...


Agradecemos la generosidad de HUMANITAS por autorizar la publicación en este blog del Cuaderno HUMANITAS N°35 a manera de entregas secuenciales.
Para acceder a otras publicaciones de HUMANITAS, acceda a su página web:


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1 Para el texto completo: www.vatican.va
2 Más en general, en la propuesta francesa se menoscaban muchos otros derechos humanos, como la libertad de expresión, de pensamiento, de conciencia y de religión. Pues, a la fe religiosa puede serle impedido transmitir la propia enseñanza en casos que se establezca la despenalización de las conductas homosexuales, siendo para ella moralmente inaceptable.
De este modo, se vería afectado uno de los principales derechos sobre los cuales se basa la Declaración Universal de Derechos Humanos, el derecho a la libertad religiosa. Ver Oss. Rom., 20 de diciembre de 2008.
3. Ver FIDES, Dossier Identidad y género (segunda parte), 18 de abril de 2008, 4.
4. Ver P. VANZAN - M. G. NOCELLI, Beijing, 1995, Bilancio e prospettive della IV Conferenza mondiale sulla donna (Balance y perspectivas de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer), Roma, Ave, 1996, y Civ. Catt., 1995, IV, 227-239; 345-357.
5. B. DUDEN, I geni in testa e il feto nel grembo. Sguardo storico sul corpo delle donne (Los genes en la cabeza y el feto en el útero. Mirada histórica del cuerpo de las mujeres), Turín, Bollati Boringhieri, 2006, 186.
6. FIDES, Dossier Identidad y género (segunda parte), 18 de abril de 2008, 5 s.
7. Entre los diversos comentarios a la encíclica Mulieris dignitatem, destacan las Actas de la Convención, Donna:genio e missione (Mujer: genio y misión), Milán, Vita e Pensiero, 1990, mientras para el texto de la Carta, con otras 25 intervenciones de Juan Pablo II durante 1995, año internacional de la mujer, ver G. P. DI NICOLA - A. DAÑESE (eds.), Il Papa scrive, le donne rispondono (El Papa escribe, las mujeres responden), Bolonia, Edb, 1996, que en la segunda parte recoge no sólo 34 comentarios femeninos, individuales y de asociaciones, sino también nueve masculinos, con cuatro documentos bastante curiosos en el apéndice.
8. Ambos documentos pueden consultarse en www.vatican.va
9. FIDES, Dossier Identidad y género, 24 de noviembre de 2007, 2 s.
10. En suma, son muchos los posibles matices entre macho y hembra, y la dualidad sexual es mera imposición de roles y de jerarquías preestablecidas, sin fundamento en la realidad" (ivi, 3).
11. Ivi, 4-6. Un ejemplo de lo que está ocurriendo a nivel legislativo en algunos países europeos proviene de España. “Desde hace un tiempo -destaca Giulia Galeotti, historiadora y ensayista, en el cuaderno de Scienza e Vita titulado Identita e genere (Identidad y género)- los organismos europeos tienen una seria preocupación: la exclusión del matrimonio y de la facultad parental para las parejas del mismo sexo". Los avances que se auspician en las legislaciones nacionales mediante resoluciones, recomendaciones, pronunciamientos y directivas tienden a permitir a los homosexuales casarse y tener hijos, adoptándolos o recurriendo a las técnicas de fecundación asistida. El tipo de reforma legislativa deseada está debidamente representado por las modificaciones introducidas en tres normas del Código Civil español: de hecho, la antigua formulación del artículo 44, según la cual “el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio" se ha convertido en “cualquier persona tiene derecho a contraer matrimonio"; el artículo 66, en cambio, pasó de “el marido y la esposa son iguales en los derechos y las obligaciones" a “los cónyuges son iguales en los derechos y las obligaciones", y por último el artículo 67, que sustituyó “el marido y la esposa deben respetarse y ayudarse mutuamente" por “los cónyuges", a los cuales ahora se imponen estas mismas obligaciones.
12. A. CAVARERO - F. RESTAINO, Le filosofie femministe (Las filosofías feministas), Turín, Paravia,
1999, 41.
13. S. DE BEAUVOIR, Il secondo sesso, Milán, Il Saggiatore, 1984, 325.
14. R. BRAIDOTTI, “Il paradosso del soggetto ‘femminile e femminista’ (La paradoja del tema “femenino y feminista"). Perspectivas extraídas de los recientes debates sobre las ‘gender theories’ “, en La differenza non sia un fiore di serra (La diferencia no es una flor de invernadero), editado por el FILO DI ARIANNA, en Milán, FrancoAngeli, 1991, 23.
15. I Quaderni di Scienza e Vita, marzo de 2007, 9. Como destaca Lucetta Scaraffia: “La teoría del gender se utiliza para negar la diferencia biológica entre los sexos, esperando de este modo “igualarlos": se trata entonces de una enésima versión de las utopías igualitarias que desde hace más de dos siglos recorren el panorama ideológico de Occidente, olvidándose que se puede ser diferentes sin ser necesariamente desiguales, ya que la diferencia no es sinónimo de discriminación. En realidad, la diferencia no se opone a la igualdad, sino a la similitud y a la identidad. Aun cuando
se presenta únicamente como ampliación de las identidades sexuales con el fin de aumentar las posibilidades de opción individual, la teoría del gender, al negar la diferencia sexual, transforma de manera definitiva la cultura occidental, modificando completamente la idea de naturaleza y de identidad natural, el concepto de familia y de procreación, todos constituyentes fundamentales de cualquier sistema antropológico".
16. Ver O. GUABALDO, “Etica femminista: una rassegna storico-concettuale" (Ética feminista: una reseña histórico-conceptual), en P. RICCI SINDONI - C. VIGNA, Di un altro genere: ética al femminile (De otro género: ético en lo femenino), Milán, Vita e Pensiero, 2008, 92 s.
17. Ver L. IRIGARAY, Etica della differenza sessuale (Ética de la diferencia sexual), Milán, Feltrinelli, 1990; Id., La democrazia comincia a due (La democracia comienza entre dos), Turín, Bollati Boringhieri, 1994. Sobre el tema, ver también H. BARBARA - G. FALKOVITZ, “La teoria del ‘gender’: una sfida per il cristianesimo" (La teoría del “gender": un desafío para el cristianismo), en Vita e Pensiero, 2008, n. 1, 40-50.
18. Ver J. BUTLER, La disfatta del genere (La derrota del género), Roma, Meltemi, 2006.
19. G. SALATIELLO, “Uomo-Donna: dal fenómeno al fondamento" (Hombre-Mujer: del fenómeno al fundamento), en Studium, 2005, n. 2, 2, donde leemos la siguiente conclusión: “Ambos enfoques, el esencialista y el que destaca solamente la construcción sociocultural, son portadores de un límite intrínseco, especularmente opuesto en los dos casos, consistente en acentuar de modo unilateral una dimensión ciertamente propia del sujeto, pero que no lo agota y si se destaca de manera exclusiva, conduciendo a un peligroso reductivismo, que proporciona una imagen a medias de lo que es la compleja realidad humana".
20. Id., “Identita femminile e maschile: lo statuto ontologico" (Identidad femenina y masculina: el estatuto ontológico), en Studium, 1996, n. 5, 679-688. “De hecho, es posible aceptar la afirmación según la cual “la diferencia sexual forma parte de la identidad humana como dimensión privilegiada del ser humano y de su realización", pero ésta revela todo su alcance únicamente si se remite la diferencia a su fundamento ontológico, es decir, a la estructura constitutiva, material e inseparablemente espiritual, del sujeto".
21. A. SCOLA, Uomo-donna. Il"caso serio" dell'amore (Hombre-mujer. El “caso serio" del amor), Génova, Milán, Marietti, 2002, 16.
22. La imagen del hombre y de la mujer, de su diferencia y de su relacionalidad, que surge de estas reflexiones filosóficas, es profundamente afín con la ofrecida por la antropología teológica, que comienza con la comprensión del dato revelado y a partir de la misma expone la verdad más profunda. Ver G. SALATIELLO, “Uomo-Donna. Dal fenomeno al fundamento" (Hombre-Mujer: del fenómeno al fundamento), en Studium, 2005, n. 2, 6.
23. En el vigésimo aniversario de Mulieris dignitatem (febrero de 2007), el Pontificio Consejo para los Laicos promovió en Roma un congreso internacional sobre el tema “Mujer y Hombre, la totalidad del humanum", con el fin - después de hacer un balance del camino recorrido en este campo durante los últimos 20 años- de poner en marcha una reflexión sobre los nuevos paradigmas culturales y sobre las dificultades que deben enfrentar las mujeres de hoy para vivir su propia identidad y para colaborar, en fecunda reciprocidad con los hombres, en la edificación de la Iglesia y de la sociedad civil. Ver P. VANZAN, “A 20 anni dalla ‘Mulieris dignitatem’” (20 años después de “Mulieris dignitatem”), en Civ. Catt., 2008, II, 469-478.
24. JUAN PABLO II, Carta a las mujeres, n. 8. Ver también A. ALES BELLO, “La donna: storia e problemi. Le radici cristiane del feminismo" (La mujer: historia y problemas. Las raíces cristianas del feminismo), en M. D’AMBRIA (ed.), Sul femminile. Scritti di antropología e religione (Sobre lo femenino. Escritos de antropología y religión), Troina (En), Citta Aperta, 2004, 21, donde además leemos: “En su convincente análisis antropológico (...), Edith Stein destaca cómo la especie humana se articula en especie femenina y especie viril. De ahí se desprende que no sólo el cuerpo está estructurado de diversas formas, sino también la relación del alma con el cuerpo asume su propia particularidad, tal como en el alma misma es distinta la relación del espíritu con la sensibilidad y la relación entre las facultades espirituales. El análisis antropológico de Edith Stein conduce a aceptar precisamente la “unidad de los dos", empleando la expresión de la Encíclica (Mulieris dignitatem), sin hacer prevalecer a uno sobre otro, dando así a cada uno su autonomía personal: únicamente sobre ésta es posible fundar la relación recíproca que va más allá del motivo de la complementariedad, también presente en la “ayuda recíproca" de la cual habla Gn 2, 20".


Libro de los Proverbios

Rey Salomón y el libro de los Proverbios



P. Fernando Martínez Galdeano, S.J.


Su título en la lengua hebrea es masal” que se traduce por proverbios. Y se complementa al señalar que son “proverbios de Salomón”. En 1 Re 5,12 se dice que “Salomón pronunció tres mil proverbios y sus poemas llegaron a cinco mil". Si bien es cierto que los proverbios más antiguos se remontan hasta el reinado del rey sabio y más allá, ésto no significa que él personalmente haya sido su autor. Fueron sus escribas y doctos consejeros quienes recopilaron los refranes populares, breves y concisos, y se inspiraron en este arte de decir y enseñar, para crear otros nuevos que captaran el buen criterio de quienes ponderan y meditan las cosas en su corazón: “La mente perspicaz adquiere el saber, el oído de los sabios busca el conocer” (18,15).

La colección más antigua

De todos los proverbios, la colección que se encuentra entre los capítulos 10-22 (ambos inclusive) es la más antigua. En ellos se resaltan las actitudes contrapuestas entre los sabios y los necios, los justos y los malvados, los rectos y los impíos, los humildes y los soberbios, los honrados y los falsos, los discretos y los chismosos, los compasivos y los crueles, los desprendidos y los tacaños... etc. En el capoló nos encontramos con una serie de proverbios que hacen referencia a Dios como Señor y origen de la sabiduría. En el fondo recuerdan nuestro refrán castellano: “El hombre propone y Dios dispone”. También aparece la figura del rey como fuente de sabiduría, según la tradición salomónica (16,10.12-15). En los versículos 16,16-32 se presentan proverbios que exaltan sobre todo los diversos y positivos actos del hombre virtuoso. Se repiten y vuelven de nuevo los paralelismos contrastados entre lo bueno y lo malo. A partir del cap. 18 toma protagonismo el tema de las riñas y pleitos incluso judiciales. Y se presentan de nuevo referencias a Dios y al rey, en los cap. 20,1-22,16. Es muy citado por su elocuencia y permanente actualidad, el proverbio siguiente: “Practicar la justicia y el derecho agrada al Señor más que los sacrificios” (21,3). La escritura no proclama el sacrificio por el sacrificio, sino el vivir teniendo a Dios presente y según su voluntad.

De inspiración egipcia 

A las colecciones de tiempos del rey Salomón se les añadió posteriormente otra inspirada, según parece, en la instrucción del egipcio Amenemopé (1000-600 a.C.) Esta notable colección de “las palabras de los sabios” (22,17-24,22) emplea la segunda persona como forma gramatical, acentuando así el tono de consejo y proximidad. Hace referencia a una serie de aspectos sobre todo humanos, pero desde la creencia en un Dios al que debemos un respeto. Son enseñanzas prácticas, que a veces evocan la sencillez que solemos adjetivar como sencillez evangélica. Los versículos siguientes (24,23-34) forman una colección menor y ésta se presenta en nuestras biblias bajo algún subtítulo que indica la diferencia con la colección precedente.

La colección de tiempos de Ezequías

Otra de las colecciones (cap. 25-29), ya bastante reciente, fue recogida y escrita en tiempos del rey Ezequías que ocupó el trono de Judá desde el 715 hasta el 687 a.C. En ella se dan consejos a reyes y súbditos. Recalca que en las oportunidades que ofrece la existencia, el necio exhibe su necedad, mientras que el hombre sabio desvela en su conducta práctica los reflejos de su sabiduría. Necedad y sabiduría se contrastan, y la sabiduría viene a ser como una luz de Dios.

Otras más recientes

En los dos últimos capítulos (30,1-31,9) hay dos colecciones procedentes de unos sabios extranjeros. Los nombres de sus autores (Agur y Lemuel) corresponden a personajes ignotos y desconocidos. Entre las colecciones, las más recientes (s. V a.C.), tenemos tanto la colección inicial del libro (1,1-9,18) como la que lo cierra (31,10-31). Se alaba y destaca en esta última, en forma de poema, a la mujer, ama de casa, consagrada a su hogar y a sus hijos: “Una mujer de valía, ¿quién la encontrará? Es más preciosa que las perlas” (31,10). La colección introductoria (1,2-9,18) hace una exhortación a lograr la sabiduría; una sabiduría que se manifiesta en las decisiones de la vida ordinaria, pero que tiene su origen en Dios. Una sabiduría que viene a ser, en definitiva, un don de Dios. En este prólogo aparece la sabiduría “personificada”, es decir, muestra a la sabiduría hablando y actuando como si fuera una persona: “El Señor me creó al principio de sus tareas, antes de sus obras más antiguas” (8,22). Desde la fe cristiana no pocos de sus versículos adquieren valor mesiánico.


EL HOMBRE MEDITA EN SU CORAZÓN, PERO DIOS LE PONE LA RESPUESTA EN LOS LABIOS. EL HOMBRE PIENSA QUE SU CONDUCTA ES LIMPIA, PERO ES DIOS QUIEN PESA LOS CORAZONES. ENCOMIENDA A DIOS TUS TAREAS, Y TE SALDRÁN BIEN TUS PLANES. EL SEÑOR DA A CADA COSA SU DESTINO: AL MALVADO EL DÍA FUNESTO. EL SEÑOR ABORRECE AL ARROGANTE, TARDE O TEMPRANO NO QUEDARÁ IMPUNE. BONDAD Y VERDAD REPARAN LA CULPA, EL TEMOR DE DIOS APARTA DEL MAL. CUANDO DIOS APRUEBA LA CONDUCTA DE UN HOMBRE, LO RECONCILIA CON SUS ENEMIGOS. MÁS VALE POCO CON JUSTICIA QUE MUCHAS GANANCIAS INJUSTAS. EL HOMBRE PLANEA SU CAMINO, EL SEÑOR DIRIGE SUS PASOS.
(Prov 10,1-9)


Guía del Libro de los Proverbios

(1,1-7)
• Prólogo.

(1 8-9 18)
• Las malas compañías. • Llamada a la sabiduría. • Cómo adquirirla. • Alegría del sabio • Exhortación a ser sabio. • Su amor hacia la mujer. • Sobre el salir fiador el ser perezoso y el ser malvado. • Lo que el Señor aborrece. • Cuidado con el adulterio y la seducción. • Invitación a la sabiduría. • Advertencia a los arrogantes y necios.

(10,1-22,16)
• Colección de proverbios de Salomón sobre la vida y la conducta moral.

(22 17-24,34)
• Colección de las palabras de los sabios. • Introducción. • Sensibilidad a la justicia. • Aprender a ser sabio. • Contra la prostitución y la borrachera. • Mas vale ser sabio que fuerte. • Sentencias y exhortaciones. • Acerca de la pereza.

(25,1-29,27)
• Más proverbios de Salomón.

(30,1-31.31)
• Sentencias del sabio Agur. • Proverbios numéricos. • Palabras de Lemuel. • La mujer “fuerte”.


EL SEÑOR ME ESTABLECIÓ AL PRINCIPIO DE SUS TAREAS, AL COMIENZO DE SUS OBRAS ANTIQUÍSIMAS. EN UN TIEMPO REMOTÍSIMO FUÍ FORMADA, ANTES DE COMENZAR LA TIERRA. ANTES DE LOS ABISMOS FUÍ ENGENDRADA, ANTES DE LOS MANANTIALES DE LAS AGUAS. TODAVÍA NO ESTABAN APLOMADOS LOS MONTES, ANTES DE LAS MONTAÑAS FUÍ ENGENDRADA. NO HABÍA HECHO AÚN LA TIERRA Y LA HIERBA, NI LOS PRIMEROS TERRONES DEL ORBE. CUANDO COLOCABA LOS CIELOS, ALLÍ ESTABA YO; CUANDO TRAZABA LA BÓVEDA SOBRE LA FAZ DEL ABISMO; CUANDO SUJETABA EL CIELO EN LA ALTURA, Y FIJABA LAS FUENTES ABISMALES. CUANDO PONÍA UN LÍMITE AL MAR; Y LAS AGUAS NO TRASPASABAN SU MANDATO; CUANDO ASENTABA LOS CIMIENTOS DE LA TIERRA, YO ESTABA JUNTO A ÉL, COMO APRENDIZ, YO ERA SU ENCANTO COTIDIANO, TODO EL TIEMPO JUGABA EN SU PRESENCIA; JUGABA CON LA BOLA DE LA TIERRA, GOZABA CON LOS HIJOS DE LOS HOMBRES.

(Prov 8,22-31) 


SABIDURÍA PARA ANDAR POR CASA

Consideramos como sabios a personas bien formadas, cuyos conocimientos son amplios y profundos, y conocidos por sus escritos o resultados científicos. Son admirados por todo ésto, y de ordinario por su honestidad mental y personal, por su vocación para el trabajo constante y sin desmayo. Su quehacer es riguroso y realista; no se engañan a sí mismos sino que buscan siempre la verdad posible de las cosas. Ellos sobresalen de los demás para bien de todos. 

Pero en los libros sapienciales de la Biblia no se recogen reflexiones y discursos particularmente innovadores, de personajes extraordinarios. Los autores de los libros no reflejan sino lo que dice la experiencia lúcida y a veces errónea del reflexivo hombre de la calle, como si Dios se manifestara por "el sentido común'.' En realidad, la sabiduría del pueblo de Israel busca a Dios en todo, también en la vida sencilla y cotidiana. Los autores de estos libros son una especie de "coleccionistas".

El conocimiento que brota de nuestra experiencia personal suele ser una verdad discutible y provisoria. Lo poseemos "a título de inventario" pero si lo iluminamos con la presencia de Dios, entonces lo asumimos como valor práctico, como valor estimulante de vida. La educación en los valores se transforma en permanente y la sabiduría como don de Dios se cruza en nuestro camino y nos confiere una nueva dimensión y apertura hacia lo alto, porque "si con dificultad captamos las cosas de la tierra, y con trabajo descubrimos lo que está a nuestro alcance, ¿quién podrá rastrear las cosas celestiales?" (Sab. 9,16).



...
Agradecemos al P. Fernando Martínez, S.J. por su colaboración.
Para acceder a las publicaciones anteriores acceder AQUÍ.

Los escritos de San Pablo: Su Teología - Las relaciones con el Padre, con Jesucristo y el Espíritu



P. Ignacio Garro, S.J.
SEMINARIO ARQUIDIOCESANO DE AREQUIPA

TEOLOGÍA DE SAN PABLO - 8° ENTREGA

13. LA RESPUESTA DEL HOMBRE A LA INICIATIVA DE DIOS

Continuación

13.2. LAS RELACIONES CON EL PADRE, CON JESUCRISTO Y EL ESPÍRITU

Pablo presenta la vida del cristiano como una vida en comunicación continua con Dios. Aun sin tener la noción teológico - filosófica de personalidad y las distinciones de naturaleza y persona, distingue nuestras relaciones con el Padre, con el Señor (Jesús) y con el Espíritu. Hablaremos sucesivamente de ellas en forma sintética.


13.2.1. Relaciones con el Padre

Somos hijos adoptivos por benevolencia del Padre, Efes 1, 5: “eligiéndonos de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su voluntad”; y en Rom 8, 14-15: “En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien recibisteis un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar “ABBA”, Padre”.

  • La “adopción”, indica una adopción por elección. Hemos tenido un nuevo nacimiento, Tito 3, 5: “El nos salvó no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo”.
  • Somos nuevas creaturas, 2 Cor 5, 17: “Por tanto, el que está en Cristo, es una nueva creación, pasó lo viejo todo es nuevo”. Y en Efes 2, 10: “En efecto, hechura suya somos: creados en Cristo Jesús, en orden a las buena sobras que de antemano dispuso Dios que practicáramos”. Por lo tanto somos hombres nuevos. Más todavía, nos renovamos continuamente, 2 Cor 4, 16: “Por eso no desfallecemos. Aun cuando nuestro hombre exterior se va desmoronando, el hombre interior se va renovando de día en día”. Hay que vivir con nuevas actitudes en esta nueva vida, Col 3, 9-11: “No os mintáis unos a otros. Despojados del hombre viejo con sus obras y revestíos del hombre nuevo, que se va renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto, según la imagen de su Creador donde no hay griego y judío; circuncisión e incircuncisión; bárbaro, escita, esclavo, libre, sino que Cristo es todo en todos”. 
  • Formamos parte de la familia de Dios, Efes 2, 19: “Así pues, ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos de los santos y familiares de Dios”; y, por lo tanto, si somos hijos, somos herederos, Rom 8, 17: “Y si hijos también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con Él, para ser con Él glorificados”; y en Gal 3, 29: “Y si sois de Cristo, ya sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa”; ser de la familia de Dios supone, Efes 1, 18: “iluminando los ojos de vuestro corazón para que conozcáis cuál es la esperanza a que habéis sido llamados por Él; cuál la riqueza de la gloria otorgada por él en herencia a los santos”.
  • Por este espíritu de adopción podemos llamar a Dios: “ABBA”, ”PADRE” : Rom 8, 14-17 “En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes  bien, recibisteis un espíritu de hijos que nos hace exclamar: ¡ABBA! Padre; y en Gal 4, 4-6: “Pero al legar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo nacido de mujer, nacido bajo la Ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva. Y la prueba de que sois hijos es que Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que clama ¡ABBA!, Padre”.
  • Nuestras relaciones con el Padre son, por consiguiente, relaciones de confianza, gozo y seguridad: Rom 8, 28-37: “Sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio. Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó  a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera Él el primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, a esos también los llamó; y a los que llamó, a ésos también los justificó, a los que justificó, a ésos los glorificó. Ante esto ¿qué diremos? Si Dios está por nosotros ¿quién estará contra nosotros?. El que no perdonó ni a su propios Hijo, antes bien le entregó por nosotros, ¿cómo no nos dará con Él graciosamente todas las cosas? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Dios es quien justifica. ¿Quién condenará? ¿Acaso Cristo Jesús, el que murió; más aún el que resucitó, el que está a la diestra de Dios, y que intercede por nosotros? Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada? ... Pero en todo salimos vencedores gracias a Aquel que nos amó”.
  • Nuestro deber para con el Padre: reconocimiento expresado en el esfuerzo por vivir no según la carne, sino según el Espíritu, para alabanza de la gloria de su gracia: Rom 6, 10-11: “pues su muerte fue un morir al pecado, de una vez para siempre; mas su vida, es un vivir para Dios. Así también vosotros, consideraos muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús”. Y en Efes 1, 5-6: “eligiéndonos de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia con la que nos agració en el Amado”.  



Agradecemos al P. Ignacio Garro, S.J. por su colaboración.

Para acceder a las otras publicaciones de esta serie acceda AQUÍ.

Conferencias Espirituales - P. José María Iraburu



P. José María Iraburu

(Pamplona, 1935-), estudié en Salamanca y fuí ordenado sacerdote (Pamplona, 1963). Primeros ministerios pastorales en Talca, Chile (1964-1969). Doctorado en Roma (1972), enseñé Teología Espiritual en Burgos, en la Facultad de Teología (1973-2003), alternando la docencia con la predicación de retiros y ejercicios en España y en Hispanoamérica, sobre todo en Chile, México y Argentina.

Con el sacerdote José Rivera (+1991), cuyas “virtudes heroicas” (Venerable) fueron ya declaradas por el Papa en octubre de 2015, escribí Espiritualidad católica, la actual Síntesis de espiritualidad católica. Con él y otros establecimos la Fundación GRATIS DATE (1988-). He colaborado con RADIO MARIA con los programas Liturgia de la semana, Dame de beber y Luz y tinieblas (2004-2009).


El P. José María Iraburu tiene publicadas en la página web InfoCatólica, una serie de Conferencias de Espiritualidad, ya emitidas por Radio María con el título Dame de beber (IV-2005 – IX-2007).

Esta serie "Forma su conjunto una Síntesis de espiritualidad católica (así se titula el libro que escribimos don José Rivera y yo), en la que expongo todos o casi todos los temas principales de los manuales clásicos de Ascética y mística o de Teología Espiritual. Ciertamente son temas de suma importancia para nuestra propia vida y nuestra acción apostólica. De hecho, lo que vivimos, lo que predicamos, es precisamente la espiritualidad católica, ya que ella contiene en una síntesis viva todas las luces de la Escritura, la dogmática, la moral, la liturgia, la tradición, la experiencia de los santos y la historia de la Iglesia."

Compartimos los enlaces a InfoCatólica.

Asimismo el P. José María Iraburu cuenta con su blog "Reforma o apostasía." Para poderlo visitar, aquí compartimos un enlace a su índice:

 Índice de Reforma o Apostasía


CONFERENCIAS DE ESPIRITUALIDAD

Índice de las Conferencias de Espiritualidad


 20.08.19

 12.08.19

 29.07.19

 28.07.19

 17.07.19

 8.07.19

 17.06.19

 10.06.19

 29.05.19

 20.05.19

 14.05.19

 6.05.19

 29.04.19

 22.04.19

 22.04.19

 18.03.19

 11.03.19

 4.03.19

 25.02.19

 18.02.19

 11.02.19

 4.02.19


28.01.19



21.01.19



14.01.19



8.01.19



4.01.19



26.12.18



17.12.18



10.12.18



4.12.18



26.11.18



20.11.18



12.11.18



5.11.18



29.10.18



24.10.18



15.10.18



8.10.18



1.10.18



18.09.18



5.09.18



20.08.18



26.07.18



15.06.18



29.05.18



7.05.18



22.04.18



15.04.18



1.04.18



15.03.18


16.02.18



3.02.18



14.01.18



28.12.17



10.12.17



1.11.17



16.11.16



10.11.16



2.11.16



26.10.16



19.10.16



11.10.16



5.10.16



28.09.16



19.09.16



12.09.16



5.09.16



17.08.16



5.08.16



28.07.16



21.07.16



13.07.16



2.06.16



6.05.16



22.04.16



15.04.16



7.04.16



31.03.16



17.03.16



10.03.16



2.03.16



19.02.16



11.02.16



3.02.16



27.01.16



20.01.16



14.01.16



7.01.16



30.12.15



17.12.15



9.12.15



3.12.15



26.11.15




22.09.15



26.11.13



18.11.13



7.11.13



28.10.13



21.10.13



14.10.13



30.09.13



23.09.13



9.09.13



26.08.13



19.08.13



12.08.13



2.08.13



8.07.13



24.06.13



4.06.13



28.05.13



20.05.13



13.05.13



6.05.13



29.04.13



22.04.13





Tomado de:
http://www.infocatolica.com/blog/conferencias.php/conferencias-espiritualidad/