Hora Santa


Un día, el Amor llegó tan lejos que se entregó a sí mismo hasta morir derramando su sangre en un madero. Cada día, el Amor llega tan lejos que se entrega a sí mismo para saciar nuestra hambre de amor en el pan compartido en una Cena.

Sacramento de un Dios encarnado que no ha venido más que a amar y a servir; memorial de un Dios que se dejó despojar para abrir en el fondo de nuestro atolladero una brecha nueva, pero tan estrecha que sólo el pobre puede pasar por ella, y sólo el amor descentrado de sí puede atravesar.

Sacramento de una muerte única que recapitula todo don de sí liberador; memorial de un sacrificio único en el que muere la muerte de un mundo pecador.

Sacramento del triunfo definitivo del amor, en el que el hombre se salva entregándose; memorial del triunfo definitivo de la vida, en el que el hombre se hace inmortal amando.


Javier Leoz

3 comentarios:

Anónimo dijo...

que Hermoso eres Señor...todo lo haces nuevo!

nada comparado con tu amor!

Anónimo dijo...

Sin Cristo no tenemos nada, y si aun creyeremos que tenemos es muy poco o nada y el ser en su vacío lejos de Cristo no puede caminar tranquilo, mi alma aun lejana por el trabajo lejana a mi eucaristía diaria no se halla pero el en su bondad hermosa nos llama, y rescata del absurdo pretexto disfrazado de esencial, cuando solo es necesario...Dios en su inmensa bondad se apiade del mundo en que vivimos, de nosotros mismos y nos lleve a su divina voluntad aquella que nos da paz, que nos da presencia viva, donde el hombre en su mínima bajeza no hallará espacio alguno para tal...donde sólo aqui en el mundo pagano se halla tal bajeza ordinaria..
Dios es vida ,alegría, pureza verdad y el camino mismo donde lo humano no ha de lograr su vanidad ni su capricho sino la voluntad solo divina de Dios en el alma que lo halla o corresponde en fidelidad.....
Que esta semana santa sea para nosotros y el mundo entero un vivo encuentro con nuestro fiel amigo y guía de toda la vida Dios mismo, y en su piedad nos de su bendita voluntad para seguir en lo que nos pide ,así sea

Anónimo dijo...

memorial de un sacrificio único en el que muere la muerte de un mundo pecador.

"+"