ESPECIAL: PUERTA DE LA MISERICORDIA




Yo te invoco porque Tú me respondes, Dios mío. Inclina el oído y escucha mis palabras. Muestra las maravillas de tu misericordia. Tú que salvas de los adversarios a quien se refugia a tu derecha.
Salmo 17, 6-7 







No hay comentarios: